Cómo solucionar los problemas más comunes de las persianas y cortinas VELUX

Las persianas Velux son un elemento indispensable en nuestras ventanas, ya que nos brindan privacidad, control de la luz y protección contra el calor y el frío. Sin embargo, en ocasiones pueden presentar problemas, como atascarse, no bajar o no recogerse. En este artículo, te explicaremos qué hacer en caso de que tu persiana Velux se quede atascada, cómo identificar el tipo de Velux que tienes, cómo reparar un hilo guía roto, cómo engrasar la persiana y soluciones para otros posibles inconvenientes con las ventanas Velux. Además, te contaremos dónde encontrar repuestos de calidad en tiendas como Leroy Merlin. ¡No te pierdas esta guía completa para mantener en perfecto estado tus persianas Velux!

Cómo solucionar el atasco de una persiana VELUX en tus ventanas

Las persianas VELUX son un elemento clave en nuestras ventanas, ya que nos permiten controlar la entrada de luz natural en nuestros espacios. Sin embargo, es común que con el tiempo y el uso, estas persianas se atasquen y no funcionen correctamente.



Si te encuentras en esta situación, no te preocupes, aquí te dejamos algunos consejos para solucionar el atasco de una persiana VELUX en tus ventanas de manera fácil y rápida.

1. Revisa el mecanismo de la persiana

Para empezar, es importante que identifiques el tipo de atasco que tiene tu persiana VELUX. Puede ser causado por algún objeto obstruyendo su movimiento, como una hoja o una pieza rota del mecanismo.



En caso de ser un objeto, retíralo con cuidado y prueba el movimiento de la persiana nuevamente. Si el problema persiste, es posible que necesites reemplazar alguna pieza rota del mecanismo. En este caso, es recomendable contactar a un técnico especializado en persianas VELUX para evitar dañarla aún más.

2. Lubrica las piezas móviles

Con el tiempo, es normal que las piezas móviles de la persiana se desgasten y pierdan su lubricación, lo que puede provocar que se atasque. Para solucionar este problema, es recomendable lubricar las piezas con un aceite ligero o un spray específico para persianas. Asegúrate de hacerlo con cuidado y limpiar cualquier exceso de producto.

3. Ajusta la tensión del mecanismo

En ocasiones, la persiana puede atascarse debido a una tensión incorrecta en el mecanismo. Para solucionar esto, revisa los tornillos de regulación de tensión ubicados en los extremos de la persiana, y ajusta su nivel de acuerdo a las instrucciones del fabricante. Esto debería solucionar el problema y permitir que la persiana funcione correctamente.

Recuerda siempre seguir las indicaciones del fabricante y, en caso de ser necesario, no dudes en contactar a un técnico especializado para un correcto mantenimiento de tus persianas.

Guía para identificar el tipo de ventana VELUX que tienes

Si estás pensando en cambiar las ventanas de tu hogar y tienes instaladas ventanas VELUX, es importante que sepas qué tipo de ventana tienes para poder comprar la nueva correctamente. A continuación, te explicamos cómo identificar fácilmente el tipo de ventana VELUX que tienes.

1. Revisa el código de identificación

En la mayoría de las ventanas VELUX, en el marco interior o en el borde del cristal se encuentra un código compuesto por letras y números. Este código es único para cada modelo de ventana y te ayudará a identificarla de forma rápida y sencilla.

2. Mide la altura y la anchura de la ventana

Si no encuentras el código de identificación o no es legible, otra forma de identificar el tipo de ventana VELUX es midiendo la altura y la anchura del marco interior en centímetros. Con esta información, puedes consultar las medidas de los distintos modelos de ventanas VELUX en su página web o en las instrucciones de instalación.

3. Fíjate en las características de la ventana

Además del código de identificación y las medidas, también puedes identificar el tipo de ventana VELUX por sus características. Por ejemplo, las ventanas VELUX INTEGRA cuentan con un sistema de apertura y cierre motorizado, mientras que las ventanas VELUX CABRIO incluyen una función de ventana balcón.

4. Consulta con un profesional

Si no estás seguro del tipo de ventana VELUX que tienes o si tienes dificultades para identificarla, siempre puedes contactar con un profesional de la instalación de ventanas. Ellos podrán ayudarte a identificar el modelo exacto de tu ventana y recomendar la mejor opción para su reemplazo.

Con esta guía, esperamos haberte ayudado a identificar el tipo de ventana VELUX que tienes en tu hogar. Recuerda tener en cuenta estos detalles al momento de comprar una nueva ventana para asegurarte de que sea compatible con tu actual modelo. ¡Haz que tu hogar luzca mejor que nunca con ventanas VELUX de alta calidad!

Posibles causas y soluciones si tu persiana VELUX no baja

Las persianas VELUX son una excelente opción para ventilar y oscurecer cualquier espacio de tu hogar. Sin embargo, puede ocurrir que en algún momento tu persiana no baje correctamente. A continuación, te explicamos cuáles pueden ser las posibles causas y cómo solucionarlo.

Causas

  • Fallo eléctrico: si tu persiana se acciona mediante un panel de control o control remoto, puede ser que exista un fallo en la corriente eléctrica o en el propio sistema de control.
  • Batería agotada: en el caso de persianas motorizadas, es posible que la batería esté agotada y por eso no funcione correctamente.
  • Obstrucción en las guías: es posible que algún objeto o suciedad esté obstruyendo el correcto funcionamiento de las guías por donde la persiana se desplaza.
  • Cuerda desgastada: si tu persiana se acciona con una cuerda, puede ser que ésta se haya desgastado con el tiempo y ya no pueda sostener el peso de la persiana.
  • Soluciones

    Antes de llamar a un técnico, puedes intentar solucionar el problema tú mismo/a con estas posibles soluciones:

    1. Comprobar la corriente eléctrica: asegúrate de que la corriente está llegando correctamente al panel de control o que las pilas del control remoto están en buen estado.
    2. Cambiar la batería: si tu persiana es motorizada, intenta cambiar la batería y comprueba si funciona correctamente.
    3. Limpiar o desobstruir las guías: verifica que no haya objetos o suciedad que estén impidiendo el desplazamiento de la persiana por las guías. Si es necesario, limpia las guías con un paño húmedo.
    4. Sustituir la cuerda: en caso de que la cuerda esté desgastada, reemplázala por una nueva.
    5. Si ninguna de estas soluciones funciona, es posible que sea necesario llamar a un técnico especializado para que revise y repare tu persiana VELUX. No intentes realizar reparaciones si no tienes los conocimientos y herramientas necesarias.

      Realiza una revisión minuciosa y prueba con las posibles soluciones antes de pedir ayuda profesional.

      Deja un comentario